Asesinato fascista en San Petersburgo

El 18 de febrero, Igor, de 27 años fue asesinado a manos de un grupo de neonazis, tras un concierto de Exploited. Durante el concierto, denuncian la presencia de grupos fascistas, tanto dentro como fuera de él.

Los testigos narran cómo un grupo de estética neonazi huyó al verles, dejando al joven en el suelo tras asestarle varias puñaladas en el estómago. Igor murió en la ambulancia, tan solo media hora después de que llegaran los médicos.

En ningún momento la Comisión de Investigación de San Petersburgo mencionó a los neonazis como los asesinos, sino que se limitó a informar que el joven había sufrido una puñalada por parte de ‘un desconocido con la cabeza afeitada y botas altas’.

Tras este brutal crimen quedan dos cosas patentes. La primera de ellas es que estos grupos siguen gozando de una tolerancia impermisible en el panorama ruso, ya que no es la primera vez que neonazis agreden a antifascistas en sus conciertos. La segunda, es la pasividad de estos grupos de música, que permiten a grupúsculos neonazis actuar con una impunidad no solo legislativa.

La conclusión es clara. Una vez más, somos nosotros quienes enterramos a uno de los nuestros. Y esta vez se debe a la permisividad de grupos musicales con respecto a la escoria fascista, a la que permiten acudir a sus conciertos y a sus eventos.

Igor es otra víctima a manos del fascismo. Y nuestra respuesta, la misma:

¡Ni olvido, ni perdón!

Rash Madrid 22/02/2017

 

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid