Comunicado de RASH Madrid con respecto al atentado del 11-M

El pasado Jueves 11 de marzo Madrid fue objeto de un ataque terrorista sin precedentes. Sus víctimas fueron principalmente obreros y estudiantes. Desde RASH Madrid queremos hacer constar nuestro dolor por tales hechos. La masacre sin sentido nos ha causado gran conmoción, mezclada con la indignación producida por los acontecimientos posteriores y por la depravada gestión que el gobierno del PP hizo de tal atrocidad.

Es necesario dejar claro que la postura contra los autores de tal ataque es rotunda: son tan enemigos como el imperialismo y el propio capitalismo. La banda terrorista Al-Qaeda, a nuestro parecer, es un imperio financiero creado y controlado por EEUU que sirve para justificar la violencia represiva del imperio y que está formada por fanáticos religiosos, oligarcas retrógrados y mercenarios anticomunistas. Sus ideas nos parecen autoritarias, su metodología fascista y sus fines, la imposición del Islam en todo el mundo, rancios y desfasados. Además, sus maniobras sólo contribuyen a perpetuar este sistema, ayudando a Bush a revalidar su mandato por otros cuatro años. Por lo tanto, esta organización, que está confabulada con el imperio y lo parasita, está lejos de tener fines revolucionarios, sino más bien capitalistas, y representa un fuerte aliado del Estado de Represión democrático.

Las víctimas de este acto terrorista somos tod@s. Cualquiera de nosotr@s podría haber estado ahí. El objetivo de sus autores era causar el mayor número de bajas dentro de la población civil y dentro de la clase social proletaria. Esos vagones estaban llenos de obreros y estudiantes como nosotr@s. Esos vagones estaban llenos de inmigrantes en busca de un presente mejor al igual que cualquiera de nosotr@s. Creemos que es el momento de velar para evitar ataques racistas contra la comunidad árabe o contra la comunidad de Euskadi, hechos que ya se han producido con tan funesto resultado. Sentimos dolor porque la clase trabajadora ha sido objeto de un antentado brutal y en solidaridad instamos a donar sangre para los afectados. Ninguno de nosotr@s quería ir a su guerra, pero somos sus muertos. Aquellas clases sociales que tienen chofer, auténticas responsables de tales asesinatos, no sufrieron ese día en sus carnes y somos nosotr@s quienes tenemos que morir por sus decisiones.

Nuestras tripas se revuelven al contemplar como el PP ha utilizado la muerte de cientos de obrer@s para intentar ganar las elecciones. Estas rapiñas azules han querido sacar tajada de la masacre y para ello no han tenido ningún tipo de escrúpulos: han mentido a todo un Estado, han aprovechado la conmoción de manera partidista y han pretendido utilizar nuestros muertos para gobernar 4 años más a espaldas del pueblo y poder así continuar con su política de represión. Nunca tendrían que haber estallado esos vagones al igual que nunca tendríamos que haber participado en una guerra ilegal cuyo objetivo era apoderarse del petróleo de la zona. Sin embargo, las jornadas posteriores al atentado hemos sido testigos de la mayor manipulación informativa del gobierno. El cariz antidemocrático de los demócratas a muerte, su autoritarismo y su prepotencia han estado al orden del día desde entonces. El déspota de su líder y su aquelarre de malolientes menesterosos han pretendido hacer creer al pueblo que la autoría del asesinato de más de 200 personas había sido de ETA cuando en todo el mundo se sabía que no era así. Hablando con los periodistas extranjeros para que mintieran, presionando a los medios nacionales para que mintieran, ayudándose de Urdazi que miente solito, el gobierno ha dejado en evidencia lo que es: un hatajo de malnacidos, ladrones y asesinos, que se ríe de un pueblo alienado que le vota. Viendo que su permanencia en el poder peligraba, el PP ha hecho uso de su más ruin mezquindad al intentar anular el resultado de las elecciones recurriendo a la Junta Electoral con el pretexto de que se produjeron manifestaciones ilegales durante la jornada de reflexión. Su único propósito es, pues, ilegalizar la voz y la voluntad popular. Nos alegramos de la derrota de estos fascistas que sufrieron el asedio del pueblo en la víspera de las votaciones y exigimos al gobierno entrante la retirada de las tropas de Irak, el fin de la estancia de las tropas norteamericanas en bases militares del territorio estatal y la salida de la OTAN por parte del Estado español.

NO OS OLVIDAMOS

Proletari@s del mundo, uníos.
Paz entre pueblos. Guerra entre clases

Madrid, 21 de marzo de 2004

RASH Madrid

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid rashmadrid.org