Vosotr@s, garzones, picolos y vuestr@s periodistas, sois l@s terroristas

El pasado 18 de Julio se ha cumplido un año de la operación represiva conjunta de tres estados (español, francés e italiano) contra militantes de diferentes organizaciones del movimiento de resistencia en España. Con la secuela que esta ofensiva tuvo en Noviembre en Madrid. Un total de 26 miembros del PCE(r), la AFAPP, los comités por un Socorro Rojo Internacional y los GRAPO, estuvimos violentamente secuestrad@s, incomunicad@s y torturad@s hasta 5 días por gendarmes, carabiner@s y guardias civiles, al amparo de leyes anti-terroristas.

En España, desde el mismo momento en que nos encapuchaban y recibiamos los primeros golpes, por mandato de Garzón, la batería mediático-terrorista adelantaba los cargos, las "pruebas" y la sentencia que ya pesaba sobre nosotr@s; éramos integrantes de la última "banda armada" inventada por el "superjuez", el PCE(r) – GRAPO. Compuesta tanto por quienes empuñan un arma, como quien reparte un panfleto, participa en actividades exclusivamente políticas y organizativas entre los obreros, la juventud o el movimiento antiguerra imperialista, antifascista y de solidaridad con l@s pres@s polític@s hasta los abogados progresistas de A.L.A. y l@s compañer@s anarquistas de C.N.A. sería parte de la "estructura legal del PCE(r) – GRAPO". Tod@s somos terroristas para Garzón y la Benemérita, perr@s guardian@s del orden y la ley de un régimen político que regresa aceleradamente a sus orígenes franquistas.

Un año después, 20 de l@s detenid@s permanecemos en prisiones francesas y españolas y cuatro están en libertad provisional tras ser extorsionad@s por el impuesto contrarrevolucionario de la Audiencia Nazional. De los once encarcelados en España, sólo dos son militantes de los GRAPO, como ell@s mism@s han reconocido, l@s demás pese a haber negado pertenecer a esta organización armada y no existir ninguna prueba, seguimos pres@s bajo la acusación genérica de "pertenencia a banda armada".

El macrosumario (19.000 páginas por ahora) que están cocinando entre Garzón y l@s pikolet@s tiene como únicos ingredientes el testimonio de un agente provocador infiltrado y las declaraciones arrancadas bajo tortura o directamente redactadas por la Guardia Civil a falta de armas y explosivos que atribuirnos, están fabricando otras pruebas: algún chapucero fotomontaje, la "aparición", por generación espontanea, de documentos que no constan en ningún acta de registro; y seguramente también "encuentren", donde más les convenga, los objetos que nos hicieron tocar estando encapuchados o las muestras de nuestros A.D.N. que tomaron de nuestras casas, de los calabozos y de nuestras celdas.

Todo vale para dar alguna apariencia legal a la condena firme que ya estamos cumpliendo, sin juicio previo. Por lo demás, este juicio será un mero trámite que haga buenas las falsas pruebas y montajes, como ha ocurrido en el caso de los "7 de París". Con la activa colaboración de la judicatura francesa, los dirigentes del PCE(r) han sido condenados a 10 años de cárcel por "banda armada", con el mismo tipo de "pruebas" que ahora fabrican contra nosotr@s.

Con estas acusaciones falsas pretenden encubrir que se nos condena por nuestra ideología y militancia política en diferentes ámbitos obreros y populares. De este "delito" sí existen pruebas y testigos que nosotr@s aportamos sin necesidad de torturas. Confesamos haber preparado y colaborado en numerosos actos y movilizaciones obreras (Sintel, astilleros, pescadores) y populares en distintos puntos del Estado, como las del 20-N en Madrid, después de la cual fuimos detenid@s 6 de nosotr@s. En actos contra la guerra imperialista, de apoyo a l@s trabajadores/as inmigrantes, a l@s pres@s polític@s en cárceles turcas y españolas, a los pueblos que luchan por su derecho a la autodeterminación.

Much@s de vosotr@s sois testigos de estos "delitos" en las calles y centros sociales, en el rastro madrileño, en universidades y centros laborales empuñando nuestras únicas armas: el panfleto, la pancarta, las banderas republicanas y rojas, la "resistencia" del organo del PCE(r) y la solidaridad de los comités por un Socorro Rojo Internacional.

Que nos condenen pués, pero por comunistas, por antifascistas, y antiimperialistas, por militantes de la resistencia, subrayamos esto porque rechazamos el inocentismo y el victimismo barato, tan al gusto de supuestos solidari@s. Pero a la vez denunciamos el montaje policiaco-judicial y el linchamiento mediático que nos tacha de terroristas para criminalizar a partidos políticos (Batasuna, PCE(r)), movimientos sociales y a sus militantes, sean abertzales, comunistas, anarquistas, o a cualquier tipo de disidencia y rechazo a este sistema fascista e imperialista.

Exigimos nuestra libertad y os pedimos vuestra solidaridad activa y organizada. Os llamamos a trabajar por la unidad, dejando a un lado diferencias ideológicas secundarias en base a nuestra principal identidad común, antifascista, anticapitalista e internacionalista. Os proponemos, como hacíamos "fuera", desde los comités por un Socorro Rojo Internacional, asumir como plataforma de lucha unas mínimas reivindicaciones democráticas:

  • POR LA LIBERTAD DE TOD@S L@S PRES@S POLÍTIC@S Y AMPLIO INDULTO PARA L@S PRES@S SOCIALES.
  • DEROGACIÓN DE TODAS LAS LEYES REPRESIVAS, DISOLUCIÓN DE LA AUDIENCIA NACIONAL, CASTIGO A L@S TORTURADORES.
  • DEFENSA DEL DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS OPRIMIDOS.
  • LIBERTADES DE EXPRESIÓN, ORGANIZACIÓN, REUNIÓN Y MANIFESTACIÓN.
  • DERECHOS DE CIUDADANIA PLENOS PARA L@S TRABAJADORES/AS INMIGRANTES.

¡ABAJO EL ESTADO TERRORISTA!
¡DENTRO Y FUERA, RESISTENCIA!

Desde la prisión de Soto del Real en Agosto de 2003. Aurora Cayetano Navarro, Carmen Muñoz Martínez, Juan Carlos Matas Arroyo y Leoncio Calcerrada Fornieles en nombre de tod@s l@s encarcelad@s en Julio y Noviembre de 2002. Acusad@s de militancia en el PCE(r), la AFAPP, los comités por un Socorro Rojo Internacional y los GRAPO.

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid