Galindo pasa la Navidad fuera de la prisión militar de Alcalá

GARA. 26-12-2002
Disfruta del primer permiso desde que fue condenado a 75 años

El ex general Enrique Rodríguez Galindo disfruta de un permiso de dos días para pasar las fiestas navideñas con su familia y está previsto que hoy regrese a la prisión militar de Alcalá de Henares. Fue condenado a 75 años de cárcel por el Tribunal Supremo español como autor de los secuestros y muertes de Joxean Lasa y Joxi Zabala.

MADRID

Enrique Rodríguez Galindo salió a mediodía del martes de la prisión militar de Alcalá de Henares (Madrid), donde continúa cumpliendo la condena de 75 años de cárcel que le impuso el Tribunal Supremo como autor del secuestro y la muerte de los refugiados políticos vascos Joxi Zabala y Joxean Lasa.

Tras el permiso, el ex general de la Guardia Civil debe regresar hoy a la misma prisión donde ingresó el 9 de mayo de 2000 tras ser condenado en primera instancia por la Audiencia Nacional junto al ex gobernador civil de Gipuzkoa Julen Elgorriaga, el ex capitán Angel Vaquero y los ex agentes Enrique Dorado y Felipe Bayo. Según informaron fuentes del Ministerio español de Defensa, éste es el primer permiso penitenciario del que disfruta el que fuera jefe del cuartel de Intxaurrondo.

Desde el Ministerio de Defensa también señalaron que, aunque debe regresar a la cárcel de Alcalá, en los próximos días podría ser trasladado a la prisión civil de Ocaña II (Toledo).

Galindo perdió oficialmente su condición de militar el pasado 2 de abril. Desde entonces, la acusación particular en el proceso judicial, que representa a los familiares de Lasa y Zabala, ha solicitado reiteradamente que se cumpla ese trámite, sin que hasta ahora se haya tenido en cuenta esa reclamación por parte de la Administración de Justicia.

Precisamente, el pasado día 20 el Supremo dictaminó en contra de la concesión del indulto total al ex general y al resto de condenados por el «caso Lasa-Zabala».

Por su parte, el abogado José María Fuster-Fabra se mostró satisfecho por el permiso navideño concedido a su defendido, dijo que se trata de un beneficio «habitual» del que disfrutan «numerosos internos» en estas fechas festivas y comentó que el año pasado el ex general decidió no solicitarlo.

El letrado señaló que se debe respetar la intimidad familiar de Galindo y, alegando razones de seguridad, eludió concretar el lugar en el que su cliente iba a pasar los dos días de permiso.

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid