“Nos encapucharon, y al compás de los golpes nos leyeron nuestros derechos”

La Haine. 26-08-2002
Carta de Ciete a CNA-Madrid. Después de 18 años preso Leoncio Calcerrada Fornieles vuelve a estar de nuevo entre rejas a consecuencia de un montaje policial reproducimos una carta en la cual narra el “trato recibido” en las “democráticas” dependencias policiales.

Querid@s compañer@s: Os escribo desde esta nueva residencia que me han asignado el juez candidato a premio Nobel y la benemérita Guardia Civil.

El pasado Lunes 22 de julio, como a las 4 de la tarde cuando mi compañera, Carmela, y yo salíamos del portal de nuestra casa, un grupo de individuos se arrojó sobre nosotr@s tirándonos al suelo con gran violencia. A mi me estamparon la cara contra el asfalto rompiéndome las gafas y provocándome una herida contusa en la frente. Nos esposaron con las manos en la espalda, nos encapucharon y sólo entonces gritaron que eran guardias civiles y que nos detenían acusados de pertenecer a "la banda armada PCE(r)-GRAPO". Acto seguido, al compás de los golpes, nos leyeron "nuestros derechos"…

Desde ese momento hasta el miércoles por la mañana, cuando nos pusieron a disposición judicial, permanecimos, prácticamente todo el tiempo encapuchados y esposados por la espalda, en alguna dependencia de la Guardia Civil en Madrid, no sabemos en donde exactamente.

Como 2 horas después de nuestra detención, fuimos conducidos, en medio de un ensordecedor despliegue, a nuestra casa, donde empezó un registro que duró horas. Sólo encontraron propaganda política de diversas organizaciones y colectivos, de España y otros países. Aunque sólo se llevaron la relacionada con el PCE(r), la AFAPP y el Socorro Rojo Internacional. También se llevaron el disco duro del ordenador, diskettes, CD´s, la mayoría musicales y cintas de casette, la impresora y una maquina de escribir. Posteriormente, dijeron haber encontrado en un bolso de Carmela y en "un lugar que ni tú misma sabías", un D.N.I. sin foto ni huella, a nombre de una persona. Este D.N.I. fue introducido en el bolso por la misma Guardia Civil o uno de sus colaboradores para preparar pruebas que "demuestren" nuestra implicación como "enlaces" con los GRAPO. Esta es toda la base de su acusación.

Posiblemente, durante el periodo en que estuvimos detenidos fabricaron otras pruebas puesto que tanto a Carmela como a mi nos hicieron poner nuestras huellas en numerosos objetos que no pudimos reconocer puesto que estábamos encapuchados.

Hemos sido objeto de malos tratos, como golpes, privación de sueño, obligación de permanecer continuamente de pie y con los brazos en cruz, amenazas continuas, etc. Todo ello por acogernos a "nuestro derecho" a no declarar hasta ser puestos a disposición judicial. Ante el juez, Guillermo Ruiz de Polanco, negamos todas las acusaciones pero aun así fuimos encarcelados.

Este montaje policial, judicial y mediático no tiene otro objeto que criminalizar a toda la disidencia política.

Ahora nos ha tocado a nosotr@s, antes a otr@s, mañana irán a por cualquiera que no se someta al dictado de este estado imperialista y fascista. A cualquiera que como nosotr@s, defendamos a nuestr@s compañer@s pres@s, denunciemos la represión, la tortura y promovamos la solidaridad con todos los que luchan consecuentemente contra este estado de DESHECHO.

En esta prisión nos encontramos, además de Carmen Muñoz y yo, Leoncio Calcerrada: Aurora Cayetano Navarro, Yolanda Caparrós y Mª José Baños. Aunque ellas no sé en qué modulo están. Recibid un cordial saludo y difundid al máximo este escrito pues yo, además de intervención de la correspondencia, tengo limitación de ésta dos cartas semanales.

Además, no tengo dinero ni las direcciones de las AFAPP, SRI, etc. y ni siquiera dinero para sellos. Tanto a Carmela como a mi la Guardia Civil nos robó de la cartera el dinero que teníamos. El resto del contenido sí nos lo devolvieron.

Saludos Revolucionarios.
Ciete

PD. [..] Os escribo tirado en unos de estos patios donde se almacenan a los presos.

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid