Entrevista a Pepe Rei

Los periodistas vascos no tenemos derechos. Armando Tejeda – La Jornada

"Tengo la sensación de haber estado secuestrado 150 días, y es la cuarta vez que vengo a prisión, siempre por las mismas falsas imputaciones", sostiene Pepe Rei, y agrega: "Este trance de estar encarcelado… es posible que se repita".

Madrid, 13 de junio. El periodista vasco Pepe Rei salió hoy en libertad tras purgar 150 días de cárcel por presunta colaboración con la organización armada vasca ETA. Para Rei esta situación no es nueva, pues en sus 53 años de vida ha tenido que pasar en cuatro ocasiones por la prisión. En esta ocasión, purgó la condena en el penal de máxima seguridad de Alcala-Meco, de donde salió tras pagar fianza de unos diez mil dólares, y a la que no sabe si volverá pues, dice, "el acoso permanece".

Pero a cinco meses de que Rei fue encarcelado por el juez Baltazar Garzón como uno los más cercanos colaboradores de ETA, la sección cuarta de la Audiencia Nacional dictó un auto judicial que señaló que "no se ha encontrado una provocación para cometer delito de terrorismo, ni en los diez números de la revista Ardi Beltza (oveja negra en euskera), ni en el video Periodistas, el negocio de mentir, el reportaje que le valió a Rei la acusación de ser responsable de señalar los objetivos de ETA dentro de los medios de comunicación.

-¿Cómo se encuentra?

-Libre.

-¿Pero cómo le ha afectado este encarcelamiento de más de cinco meses?

-Hay muchas sensaciones, sobre todo la de haber estado secuestrado ilegalmente 150 días, y que es la cuarta vez que vengo a prisión, siempre por las mismas falsas imputaciones. Después de leer el auto que dictó la sala cuarta de la Audiencia Nacional, me parecía que por primera vez había visto algo parecido a un canto a la libertad de expresión. No voy a decir que me emocionó, pero sí que lo sentí profundamente porque decía que todos tenemos el derecho a escribir libremente, algo que se nos veía negando desde la Audiencia Nacional y desde muchos medios de la derecha o la extrema derecha española, que son gente que estuvo con el franquismo y que ahora ha salido nuevamente del armario.

"Esos son los que me han llevado a la cárcel en este nuevo secuestro. Este trance de estar encarcelado ya lo ha sentido como bien dice cuatro veces y es posible que se repita. En efecto, los periodistas vascos vivimos en un permanente estado de excepción, no tenemos derechos, entonces, claro que puedo volver a la cárcel simplemente por ejercer mi profesión e intentar ser honesto".

DURA SITUACION DE ACOSO EN EUSKAL HERRIA

"Hacer periodismo en Euskal Herria es una situación dura para todos, yo particularmente he vivido cinco cierres de medios de comunicación, todos de la mano de Mayor Oreja (ex ministro del Interior español), he visto cómo mataban a dos compañeros míos, a dos redactores jefes (Josu Muguruza y a Xabier Galdeano) y he visto cómo encarcelaban a dos directores míos. Es decir, que todos sufrimos este acoso y a mí ya me han metido cuatro veces en prisión".

-Usted ha sido encarcelado acusado de señalar los objetivos de ETA, basándose en reportajes de investigación en los que denunciaba a medios de comunicación críticos al independentismo.

-He sido encarcelado por ejercer mi oficio de periodismo, nada más. Desde luego que yo tengo una ideología, como todo el mundo, y desde luego que no soy objetivo, no creo en la objetividad, y entonces reivindico mi ideología: soy independentista, evidentemente, soy una persona de izquierdas también y eso lo digo muy claramente desde mi medio de comunicación, desde donde también reivindico mi derecho a serlo. Yo no he dejado de ser periodista ni un día, ni siquiera estando en la cárcel.

-¿Cree que el libro que ha escrito sobre Garzón ha sido un motivo de su encarcelación?

-Creo que han influido muchas cosas. El señor Garzón, me parece, dista mucho de ser un juez objetivo, pero más que el libro, que sí ha podido influir, creo que lo que más ha molestado es la publicación de un libro de nuestra empresa que era la primera biografía no autorizada sobre el rey español, en la que se habla de las corruptelas en las que esta inmerso el monarca. En un país en el que el jefe del Estado es inatacable jurídicamente, eso se paga.

-¿Cómo ha sido esta vez su experiencia en la prisión, ha sufrido acoso, torturas?

-Desgraciadamente y pese a mi voluntad, ya soy perro viejo de la cárcel. La prisión en el Estado español sigue siendo lo mismo, cárceles masificadas a las que vamos solamente los que somos disidentes del sistema, y los pobres. Las cárceles españolas tienen actualmente más de 50 mil presos, el número más elevado de todo el continente europeo, con cerca de 600 presos políticos bajo condiciones sanitarias lamentables. Cada año, en las cárceles españolas mueren alrededor de 200 presos por enfermedad, por sida, por malos tratos, lo que significa que las cárceles españolas siguen siendo un reducto del franquismo y del anterior régimen. Ahí no ha entrado ni mucho menos este barniz democrático del nuevo régimen español.

-¿Qué pasará con Ardi Beltza?

-No lo sé, pues lo tenemos muy mal, ya que estamos pendientes del fallo del juez Garzón para que nos cierre, entonces no sabemos. Somos un grupo de 25 trabajadores que estamos en la más pura indefinición laboral, lo que pasa es que ha habido una iniciativa en Euskal Herria para promover una publicación similar a Ardi Beltza, entonces yo lo creo es que al final los suscriptores de Ardi Beltza van a ir a parar a esta nueva publicación. Lo que pasa es que nosotromos no podemos estar viviendo en esta incertidumbre jurídica, por lo que nos tenemos que reunir y ver qué decisión tomamos a nivel empresarial.

-La Fiscalía del Estado también presenó hace unos días una querella criminal contra los diarios Gara y Egunkaria por publicar una entrevista con dirigente de ETA, ¿qué opina?

-Es otro disparate que refleja cómo están las cosas en el Estado español en cuanto a la libertad de expresión. O resulta que una persona, por hacer una entrevista a un asesino profesional, también es reo por difundir la ideología de un asesino. A mí me parece que lo quiere conocer la gente es lo que piensa el resto de las personas y no el pensamiento único del gobierno de turno. El mundo afortunadamente es muy variado y hay que permitir que todo el mundo se manifieste".

-Usted ha sido acusado de colaborar con ETA.

-ETA es una organización que en Euskal Herria está apoyada políticamente por decenas de miles de personas, que coinciden con ETA en sus planteamientos políticos de lograr la independencia. Negar que unas personas manifiesten su opinión y amenazarlas con actuaciones judiciales es precisamente el dislate que estamos viviendo en el Estado español. A la cárcel siempre vamos los periodistas vascos, siempre los enjuiciados somos los periodistas vascos, lo que quiere decir que hay una criminalización añadida por el hecho de ser vascos.

-Seguirá, en todo caso, ejerciendo su labor en esta misma dirección.

-Yo soy periodista y moriré con las botas puestas.

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid