¡Libertad para Francisco Brotóns Beneyto!

Hace más de 4 años que este comunista tendría que estar en la calle conforme a la propia legalidad del régimen. Y, no contento con esta prolongación de su condena, el gobierno del PP planea tenerle preso otros cuatro años más: Instituciones Penitenciarias y sus colegas de la judicatura se niegan a aplicarle los beneficios penitenciarios que por ley le pertenecen. Arguyen para ello, aún sin estar contemplado en sentencia judicial, que se los anula su fuga de la cárcel de Zamora en 1979 junto a cuatro compañeros.

En realidad no le perdonan la osadía de haber reventado los muros de sus mazmorras y menos aún que lo hiciese para emprender la reorganización de los GRAPO, por entonces diezmados por la represión policial. De hecho, sobre todos los fugados fue dictada pena de muerte policial: Abelardo, Enrique, y Juan fueron asesinados en emboscadas policiales; sólo Fernando y él salvaron la vida por encontrarse en lugares concurridos en el momento de su detención.

Tampoco le perdonan que aun en las condiciones de aislamiento y dispersión, censura de comunicaciones y restricciones de todo tipo a las que ha estado sometido durante estos 22 años, él y sus compañeros hayan seguido denunciando el carácter fascista y terrorista del Estado español dando ejemplo de entrega y firmeza revolucionaria, siempre en primera línea de las luchas llevadas a cabo por los presos políticos frente a las embestidas represivas del régimen.

Todavía permanece en nuestras retinas su imagen esquelética en la huelga de hambre más larga que hasta la fecha se haya hecho, 440 días con sus noches, y que recordando aquellas otras imágenes de los campos de concentración nazis dejaba al descubierto la cruel paranoica cerrazón, el envilecimiento de los gobernantes felipistas. Los huelguistas sólo pedían ser reagrupados en la misma cárcel para poder llevar a cabo una vida ordenada de trabajo y estudio conforme a su militancia política e ideología comunista. Demasiada dignidad para tan cobardes alimañas.

Brotóns está en prisión por haber luchado por los intereses obreros y populares. Estas son las razones de su interminable secuestro: el odio de clase de los falangistas reconvertidos en "demócratas" del Parlamento de su graciosa Majestad, su negro espíritu vengativo.

La prolongación de su reclusión, quiere ser también un escarmiento en cabeza ajena para todos los que luchan contra el sistema.

Es deber de todos solidarizarnos con él movilizándonos en la denuncia de semejante canallada.

¡Hay que parar esta venganza fascista!
¡Libertad inmediata para Francisco Brotóns Beneyto!
¡Amnistía para tod@s l@s pres@s polític@s!

Nació en Petrel (Alicante) en 1944. Hijo de un tornero de madera y de una guarnecedora de calzado. Con 11 años entra en una escuela de Oficialía Industrial de Madrid donde aprende el oficio de ajustador matricero. Compatibiliza estos estudios con los de Bachillerato, que cursa en clases nocturnas, y más tarde entra en la Universidad, realizando los dos primeros cursos de ingeniería. Para costearse los estudios, trabajó de mecánico, administrativo, profesor de Academias, dando clases particulares…

Junto a Enrique Cerdán Calixto, Abelardo Collazo Arauxo, Fernando Hierro Chomón y Juan Martín Luna, el 17 de diciembre de 1979, recuperó la libertad mediante un túnel en cuya excavación, con herramientas improvisadas y esquivando los constantes cacheos que llevaba a cabo por entonces directamente la policía, emplearon más de 9 meses. Ya fuera y tras tomar contacto con los camaradas de la calle, retomó la dirección de los GRAPO hasta el momento de su nueva detención el 20 de septiembre de 1980.

Ha participado en más de veinte huelgas de hambre. Huelgas de solidaridad, de denuncia de las maniobras políticas del régimen y, sobre todo, huelgas para arrancar unas condiciones de vida dignas en las prisiones. De éstas últimas destacan dos, la de 1981 contra el régimen de exterminio de la prisión de Herrera de la Mancha, que costó la vida a Juan José Crespo Galende, y la que se extendió desde diciembre de 1989 a febrero de 1991 en la que murió J. Manuel Sevillano. Durante esta última huelga Brotóns fue trasladado repetidamente de cárcel en cárcel y de hospital en hospital, esposado a la cama durante largos periodos de tiempo, sometido a acoso por parte de los policías que le custodiaban y en febrero de 1990 sufrió un ataque al corazón (un ángor) que sólo el hecho de estar en ese momento en el hospital y monitorizado le libró de la muerte. Cuando empezó la huelga pesaba 72 kilos, cuando la terminó no llegaba a los 39.

A finales de los 60 comienza a militar en distintas organizaciones de izquierda comunista. En 1973 se integra en la OMLE (Organización de Marxistas-Leninistas de España). Participa en la preparación del Congreso Reconstitutivo del PCE(r) en 1975. En enero de 1977 asume la responsabilidad de los GRAPO. Participó como delegado en el II Congreso del PCE(r) y en él fue elegido para formar parte de la Comisión Política del Partido. Fue detenido el 9 de octubre de 1977 en Benidorm junto con el Comité Central del PCE(r). Desde entonces aquí ha pasado por 14 cárceles. Actualmente está recluido en la prisión de Sevilla II.

Diciembre 1999

Partido Comunista de España (reconstituido)

RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid rashmadrid.org