Jornadas contra la represión y por la solidaridad

De nuevo tenemos que hablar de restricciones a los derechos y la libertades, de nuevo de persecución ideológica. No en vano, uno de los pilares políticos de RASH es plantar cara a la represión del estado y el capital contra la disidencia.

La lista en estos momentos sería interminable, creciente, ampliándose a otros espectros políticos y sociales.
En el campo musical; raperos como Valtonyc, condenado a más de 3 años de cárcel por sus letras combativas, Pablo Hasel o César Strawberry; persecución al movimiento obrero tras la última huelga general, con cientos de sindicalistas y trabajadores y trabajadoras encausadas; casos como Los Cinco de Alcorcón o compañeros en prisión como Alfon o la vuelta de tuerca represiva en los acontecimientos en Catalunya y el referéndum del 1 de octubre.
Algunos colectivos ya están acostumbrados a recibir el palo del Estado pero en los últimos tiempos se está abriendo el abanico mucho más: una vigilancia ridícula de las redes sociales, las denuncias por algunas sátiras carnavales o el secuestro del libro “Narco”, sobre el narcotráfico gallego, a petición de un juez.
Una lista cada vez más numerosa, escandalosa e indignante.  Si, además, pensamos en la impunidad y connivencias del poder con la extrema derecha o en los condenados por corrupción que están libres en Suiza; la doble vara de esta “democracia” se hace más que evidente.
Casos Pandora o Piñata, periódico EGIN  o Egunkaria; macrooperaciones policiales contra “terroristas”, periódicos cerrados.. montajes, casos finalmente archivados cuando el perjuicio ya está hecho.
Vemos que cualquier muestra de rechazo a las políticas del régimen es perseguida  por el Estado y todos sus medios. Así, cuestionar la monarquía, defender la autodeterminación y otra relación entre los pueblos del estado español, y por supuesto las políticas capitalistas que privatizan, recortan pensiones y sanidad…. quieren convertilos en “tabúes” o se reprimes sin contemplaciones.
Una vez más, nos queda desenmascarar esta patraña y pensar en el poema de Martin Niemöller:
Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”
Y movilizarnos y actuar. Ante la represión contra organizaciones, personas y espacios antifascistas, anticapitalistas, anarquistas, etc… RASH Madrid impulsa la campaña antirepresiva Represión, Solidaridad, Acción para sumar en la lucha común.
RASH Madrid - Red & Anarchist Skinheads Sección Madrid rashmadrid.org